Consejos para conducir un carro manual en curvas y calles estrechas

¡Llegamos a una curva! Aquí surge una pequeña duda: ¿Debemos pisar el embrague o no? Esa es la cuestión. Lo primero que debemos tener en cuenta es la velocidad a la que nos aproximamos a la curva. Si vamos por encima de la velocidad de ralentí, es decir, circulando en segunda a unos 20 km/h aproximadamente, y la curva es amplia y nos permite mantener esa velocidad, entonces no será necesario pisar el embrague.

Por otro lado, si llegamos a una curva más estrecha en la que debemos frenar y circular por debajo de la velocidad de ralentí, como por ejemplo a 12-13 km/h, será necesario pisar el embrague. Si solo pisamos el freno, el vehículo no nos permitirá circular por debajo de esa velocidad mínima, pero si pisamos el embrague, podremos controlar mejor la velocidad.

¿Cómo sabemos si vamos circulando por encima del ralentí o al ralentí? Es muy sencillo, ya que los vehículos cuentan con un cuentarrevoluciones. Si nos acercamos a la curva y nuestras revoluciones están en las mil, debemos seguir frenando y, al llegar a esas revoluciones, pisaremos el embrague. Por el contrario, si las revoluciones están alrededor de las 1200-1500, debemos frenar un poco antes y después pisar el embrague.

Es importante mencionar que en curvas rápidas, circulando a velocidades más altas, no debemos pisar el embrague, ya que perderíamos el freno motor y el agarre de las ruedas delanteras, lo que podría ocasionar un accidente. El uso del embrague se limita a las curvas más lentas, en las que circulamos por debajo del ralentí.

La mecánica es sencilla. Antes de llegar a la curva, pisamos suavemente el freno. Cuando llegamos a las mil revoluciones o notamos que el coche comienza a vibrar ligeramente, pisamos el embrague. Luego hacemos la curva y, al recuperar las ruedas, vamos soltando el embrague gradualmente y volvemos a acelerar.

Ejemplos prácticos

A continuación, veremos algunos ejemplos prácticos de cuándo y cómo pisar el embrague al tomar curvas. Imaginemos que estamos circulando en segunda a unas 1500 revoluciones. Frenamos suavemente, pisamos el embrague antes de doblar, soltamos el freno y al terminar la curva, vamos subiendo el embrague durante la salida.

Otro ejemplo sería al tomar una curva de 90 grados. Antes de comenzar a doblar, pisamos el freno suavemente y, al llegar a las mil revoluciones, pisamos el embrague a fondo. Hacemos la curva, soltamos el embrague gradualmente al recuperar las ruedas y aceleramos.

Es importante tener en cuenta que la mecánica puede variar según el tipo de vehículo que estemos conduciendo. Un vehículo diésel tiende a acelerar más, por lo que es más probable que necesitemos pisar el embrague en cada curva de 90 grados. En cambio, en un vehículo de gasolina, las revoluciones suelen ser más bajas y no necesitaremos pisar el embrague con tanta frecuencia. Sin embargo, en el caso de los vehículos de autoescuela, que suelen ser diésel, será necesario pisar el embrague en casi todas las curvas lentas.

Resumen de la información

Cuándo pisar el embrague Cómo hacerlo
Curvas amplias y velocidades por encima del ralentí No es necesario pisar el embrague
Curvas estrechas y velocidades por debajo del ralentí Pisar el embrague antes de doblar
Curvas lentas Frenar suavemente, pisar el embrague antes de doblar y soltar gradualmente al recuperar las ruedas

Preguntas frecuentes

¿En qué curvas debo pisar el embrague?

Debes pisar el embrague en curvas lentas, donde circules a una velocidad por debajo del ralentí del vehículo.

¿Cómo sé si voy por encima del ralentí o al ralentí?

Puedes conocerlo mediante el cuentarrevoluciones del vehículo. Si estás alrededor de las mil revoluciones, debes seguir frenando. Si estás por encima de las 1200-1500 revoluciones, debes frenar un poco antes.

¿En qué orden debo pisar los pedales al tomar una curva?

El orden de pisar los pedales al tomar una curva es: freno, embrague, soltar el freno, recuperar el embrague y volver a acelerar el vehículo.

¡Hasta la próxima!

Espero que ahora tengas más claridad sobre cuándo y cómo pisar el embrague al tomar curvas. Recuerda que seguir estos pasos te ayudará a mejorar tu manejo y seguridad al volante. Si te ha gustado el contenido, no olvides dejarnos un comentario y suscribirte a nuestro blog para estar al tanto de las últimas novedades. ¡Nos vemos en el siguiente artículo!

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir