Errores absurdos en el examen práctico de conducir

¡Hola conductores! Hoy vamos a hablar de dos faltas que se presentan con mucha frecuencia en los exámenes y que, en mi opinión, son de las más injustas. ¡Bienvenidos a este artículo!

Las faltas 7.5 y 7.6: ¿qué significan?

En los exámenes de conducir, encontramos dos faltas muy comunes en las intersecciones: la 7.5, que se refiere a una detención innecesaria, y la 7.6, que se produce cuando tardamos en retomar la marcha después de haber realizado una parada.

Ahora vamos a analizar en detalle estas faltas en tres partes: primero, veremos en qué consisten exactamente; luego, explicaré por qué considero que son injustas; y por último, propondré posibles soluciones para que estas faltas se califiquen de manera más objetiva y justa.

La falta 7.5: detención innecesaria

Esta falta se produce cuando, por ejemplo, nos detenemos en un ceda el paso sin que sea necesario. Aunque la detención sea breve, se considera una falta leve. Sin embargo, si tenemos un vehículo detrás y obstaculizamos el tráfico, esta falta evoluciona a deficiente, lo que significa que se valora como un error mucho más grave en el examen.

Personalmente, creo que esta calificación es injusta. ¿Por qué? Porque si nos detenemos durante unos segundos en una intersección sin motivo, aunque haya un coche detrás, no estamos realmente obstaculizando el tráfico. Muchas personas piensan que llevamos un letrero de "Aprendiz de conductor" y nos juzgan con más severidad. Además, existen situaciones en las que la visibilidad es un poco justa y el alumno tiene miedo de cometer un error. Si levanta el pie del freno y para un segundo más, automáticamente pasa de una falta leve a un deficiente. ¿Es justo que, por pararnos unos segundos innecesariamente, nos hagan perder media prueba?

La falta 7.6: tardar en reanudar la marcha

Esta falta se produce cuando, por ejemplo, estamos detenidos en un semáforo en rojo o en un stop, y tardamos un poco en reanudar la marcha. Según el criterio del examinador, se considera falta leve si no hay un vehículo detrás. Sin embargo, si hay un coche detrás y no aprovechamos la primera oportunidad para salir, se califica como deficiente, lo que implica perder la mitad de la prueba.

Considero que esta falta también es injusta. Al principio del examen, los nervios pueden influir y es posible que el alumno no se atreva a aprovechar la primera oportunidad para salir de una glorieta o un cruce. Sería justo darles un margen de maniobra en estos casos, ya que están en un momento de mayor tensión y es más probable que cometan errores por exceso de precaución. ¿Por qué no permitirles una segunda oportunidad para salir?

Soluciones propuestas

Ante estas faltas, propongo algunas soluciones para mejorar la calificación en estos casos:

    • No calificar como deficiente la falta 7.5 si es puntual y no se repite en otras intersecciones. En lugar de penalizar al alumno de forma excesiva por una detención innecesaria de unos segundos, podríamos agrupar estas faltas y, por ejemplo, considerar deficiente si se repiten varias veces en un mismo examen.
    • Dar una segunda oportunidad al alumno en la falta 7.6. Si no aprovecha la primera oportunidad para salir de una glorieta o un cruce, tendría una segunda oportunidad y solo se calificaría como deficiente si vuelve a fallar en esa ocasión. De esta manera, se evaluaría más el conjunto de la prueba y no solo una acción aislada.

Considero que estas dos faltas podrían mejorarse en la forma de calificarlas. Dar un poco más de margen a los aspirantes a conductores en situaciones que requieren una toma de decisiones rápida y, sobre todo, tener en cuenta el conjunto de la prueba, no solo una falta aislada. De esta manera, los estudiantes podrían sentirse más seguros y no estar tan presionados en cada salida.

Tabla resumen

Falta Descripción Calificación sin vehículo detrás Calificación con vehículo detrás
7.5 Detención innecesaria Leve Deficiente
7.6 Tardar en reanudar la marcha Leve Deficiente

Preguntas frecuentes

A continuación, responderé algunas preguntas frecuentes sobre estas faltas:

    • ¿Por qué se considera deficiente una falta leve si hay un vehículo detrás?
    • ¿Es justo que se penalice tanto por una detención innecesaria de unos segundos?
    • ¿Por qué no se permite una segunda oportunidad al alumno en la falta 7.6?

Si tienes alguna otra duda, ¡no dudes en dejarla en los comentarios!

Espero que este artículo te haya sido útil y te haya hecho reflexionar sobre la calificación de estas faltas en los exámenes de conducir. Recuerda, ¡conduce con atención y seguridad en la vía!

¡Hasta la próxima!

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir