Pon fin a los tirones del embrague con estos consejos

Hola conductores, hoy os traigo el mejor tip para evitar esos molestos tirones al subir o bajar de marcha. ¡Bienvenidos al programa!

El truco para evitar los tirones al subir o bajar de marcha

Primero, quiero que tengáis algunas nociones básicas sobre el funcionamiento del vehículo. Hace unos meses, compartí un artículo explicando por qué experimentamos esos tirones al cambiar de marcha. Cuando subimos o bajamos una marcha, las revoluciones del motor se ven afectadas. Al subir una marcha, las revoluciones disminuyen, lo que puede resultar en una pérdida de potencia. Por otro lado, al bajar una marcha, las revoluciones aumentan, lo que nos proporciona más potencia.

El problema surge durante el proceso de subida o bajada de marchas si no sostenemos el embrague en el punto adecuado. Aquí es donde se complica un poco. Tenemos que sostener el embrague en el punto de fricción, pero ¿dónde está ese punto?

Hay una manera de identificar físicamente ese punto y evitar los tirones. Si observamos el cuadro de revoluciones, notaremos que la aguja se mueve mientras subimos o bajamos una marcha. Cuando la aguja comienza a moverse, las revoluciones aumentan o disminuyen. El truco está en soltar completamente el embrague cuando la aguja se detiene, ya sea al subir o bajar.

Es importante tener en cuenta que este truco debe aplicarse en situaciones de conducción recta o con poco tráfico, ya que implica apartar momentáneamente la vista de la carretera. Además, el sentido del oído también puede ayudarnos a identificar cuándo las revoluciones están subiendo o bajando.

El objetivo es aprender a sostener el embrague en el punto de fricción utilizando tanto el sentido visual como el sentido auditivo. De esta manera, evitaremos los tirones y lograremos un cambio de marchas más suave.

Aplicando el truco en la práctica

Ahora que hemos comprendido el concepto teórico, pasemos a la práctica. En una zona con glorietas, vamos a realizar una serie de cambios de marchas para que veáis cómo el truco funciona en la realidad. Recuerda marcar el intermitente antes de salir de la rotonda y prestar atención a las siguientes indicaciones.

En primer lugar, vamos a subir de marcha. Con el vehículo en tercera velocidad, vamos a acelerar ligeramente y luego soltar el embrague cuando las revoluciones comiencen a subir. Como veréis, el coche no sufre ningún tirón y la transición es suave.

Ahora, vamos a bajar de marcha. Con el vehículo en tercera velocidad, vamos a pisar el embrague, cambiar a segunda y soltar el embrague cuando las revoluciones dejen de subir. Nuevamente, el coche no sufrirá ningún tirón.

Este truco se aplica de manera similar en cualquier cambio de marchas. Recuerda que al subir de marcha, el acoplamiento del embrague será más rápido y el tiempo de sujeción en el punto de fricción será menor. Por otro lado, al bajar de marcha, el acoplamiento será más progresivo y necesitaremos sostener el embrague un poco más de tiempo.

Con práctica y paciencia, lograréis dominar este truco y evitar esos molestos tirones al subir o bajar de marcha. Además, cuidaréis el embrague de vuestro vehículo, ya que realizaréis los cambios de manera más suave y controlada.

Conclusión

Espero que este truco os haya sido útil. Recuerda que practicar en zonas con poco tráfico y mantener la atención en la carretera son fundamentales para aplicarlo de manera segura. Si te ha gustado este contenido, ¡no olvides dejar un like y un comentario!

Resumen del contenido

Punto clave Detalle
Problema Experimentamos tirones al subir o bajar de marcha debido a las variaciones en las revoluciones del motor.
Truco Sostener el embrague en el punto de fricción, identificado por las revoluciones en el cuadro.
Aplicación Practicar en zonas con poco tráfico y mantener la atención en la carretera.

Preguntas frecuentes

1. ¿Es necesario aplicar este truco en todos los cambios de marcha?

Sí, este truco es válido para todos los cambios de marcha. La clave está en identificar el punto de fricción y soltar el embrague en el momento adecuado.

2. ¿Cuánto tiempo se debe sostener el embrague en el punto de fricción?

El tiempo exacto puede variar, pero debes soltar el embrague cuando las revoluciones dejen de subir o bajar. Esto asegurará un cambio de marchas suave y sin tirones.

3. ¿Es posible utilizar este truco en situaciones de tráfico intenso?

No se recomienda aplicar este truco en situaciones de tráfico intenso, ya que implica apartar momentáneamente la vista de la carretera. Es mejor practicarlo en zonas con poco tráfico y rectas.

4. ¿Cuál es el beneficio de utilizar este truco?

Al utilizar este truco, evitarás los molestos tirones al subir o bajar de marcha, lo que hará que la conducción sea más suave y cómoda. Además, cuidarás el embrague de tu vehículo al realizar cambios más controlados.

Si tienes más preguntas, consulta nuestra sección de preguntas frecuentes o déjanos un comentario.

¡Espero que este contenido te haya sido útil! Nos vemos en el siguiente artículo.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir